Sermón

   

Beatriz Amarante

amaranteba@hotmail.com

Los vitrales arrojaban  pedacitos de sol  al púlpito caoba oscuro y una voz firme pero melancólica  sentenciaba: “La codicia es el origen de todos los males….”  Las cabezas  de los fieles descendieron  cuando la antorcha  de la prédica lanzó un dardo flameante en el blanco de la oculta voracidad. Trajes de buen corte y vestidos “pret a porter” se acomodaron en los bancos asfixiando sus libros de oraciones temiendo que escapara de ellos la caridad. ¡No nos olvidemos de nuestros hermanos continuó  triste la voz ¡Concluido el sermón, los numerosos asistentes depositaron sus forzadas ofrendas! Justo a tiempo  que un celular me arrastrara esposado por arengar en la vía pública cuando me resistía junto a mis compañeros a dejar la estación de José León Suarez donde unos instantes antes, víctimas de la crisis del 2001, revolviéramos hambrientos los tachos de basura para alimentar a nuestras familias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: